skip to Main Content

Rayos X

A modo de Introducción

De una manera sencilla, los podemos definir como un tipo de radiación que funciona con haces de rayos u ondas electromagnéticas para poder proyectar la estructura interna del cuerpo.

¿Qué son los Rayos X?

Los rayos X son un tipo de radiación llamada ondas electromagnéticas, que son invisibles al ojo humano, y son capaces de atravesar la piel de una persona y revelar imágenes de los huesos.

Proceso

Realizar estudios con Rayos X resulta indispensable en casos en los que no resultan suficientes los estudios de laboratorio o exámenes físicos, pues permiten que el médico vea qué ocurre en nuestro interior.

Las imágenes de rayos X muestran el interior de tu cuerpo en diferentes tonos de blanco y negro. Esto es debido a que diferentes tejidos absorben diferentes cantidades de radiación. El calcio en los huesos absorbe la mayoría de los rayos X, por lo que los huesos se ven blancos. La grasa y otros tejidos blandos absorben menos, y se ven de color gris. El aire absorbe la menor cantidad, por lo que los pulmones se ven negros.

Algunos de los estudios en los que se usan los rayos X son las radiografías, mamografías o mastografías, tomografías computarizadas y panorámicas dentales.  Aunque se realizan de forma diferente con técnicas específicas, todos estos estudios son capaces de mostrar los huesos, tejidos y órganos según la zona de estudio.

El uso más común de los rayos X es para ver fracturas (huesos rotos), pero también se utilizan para otros usos. Por ejemplo, las radiografías de tórax pueden detectar la neumonía; las mamografías utilizan rayos X para detectar el cáncer de mama.

Realizando este estudio

Cuando se realiza este estudio, los rayos X se absorben en las partes del cuerpo deseadas, mostrando su estructura interna en función de la cantidad de radiación recibida. Dependiendo de ello, se verán distintos colores.

Otra característica de los rayos X que los diferencia de la luz, es que transportan una cantidad mayor de energía y depositan una parte de la misma en el interior del cuerpo al atravesarlo.

La energía de los rayos X que queda absorbida en el tejido tiene la capacidad de producir algunos efectos biológicos en el mismo. A la cantidad de energía de rayos X absorbida en los tejidos se la conoce como dosis de radiación. En radioterapia (o tratamiento oncológico con radiación) se utilizan dosis de radiación muy elevadas con el fin de detener la multiplicación de las células cancerosas.

Las dosis de radiación que se reciben en diagnóstico por imagen son muy bajas y no producen, en general, efectos adversos. Sin embargo, conviene reducirlas al mínimo imprescindible para lograr la calidad de imagen que se necesite para diagnosticar.

sc_Xray Screen _343245

Estudios que usan Rayos X

  • Radiografía
  • Tomografía computarizada
  • Mastografía o Mamografía
  • Panorámicas dentales
  • Resonancia Magnética
  • Estudios de Medicina Nuclear
  • Ecografía (ultrasonido)

¿Cómo debo Prepararme?

La mayoría de las radiografías óseas no requieren de una preparación especial.

Podrías tener que quitarte parte de tu ropa y/o ponerte una bata para el examen. Quítate las joyas, los aparatos dentales no fijos, los anteojos, y cualquier objeto de metal o ropa que pudiera interferir con las imágenes por rayos X.

Las mujeres siempre deben informar al médico o al técnico si están embarazadas. Los médicos no realizarán muchas de las pruebas durante el embarazo para evitar la exposición del feto a la radiación. Si se necesita hacer una radiografía, el médico tomará precauciones para minimizar la exposición del bebé a la radiación.

Algunos usos comunes de este procedimiento

Una radiografía ósea se utiliza para:

• Diagnosticar huesos fracturados o dislocación de una articulación.

• Demostrar la alineación y estabilización correcta de fragmentos óseos posterior al tratamiento de una fractura.
 
• Guiar la cirugía ortopédica, como por ejemplo la reparación/fusión de la columna, reemplazo de articulaciones y reducción de fracturas.
 
• Buscar lesiones, infecciones, signos de artritis, crecimientos óseos anormales o cambios óseos observados en las afecciones metabólicas.
 
• Asistir en la detección y el diagnóstico de cáncer de hueso.
 

• Localizar objetos extraños en los tejidos blandos que rodean los huesos o en los huesos.

Riesgos

Cuando tu médico te indique realizarte cualquiera de los estudios antes descritos, no tienes por qué tener miedo, ya que actualmente la cantidad de radiación está controlada para que no afecten al cuerpo. Cada vez son más los equipos de radiología que incluyen estas opciones de regulación, para que el médico radiólogo no haga exposiciones excesivas en los pacientes.

Dichas dosis están estandarizadas, y según la Sociedad Radiológica de Norteamérica, para las extremidades la cantidad de radiación es de 0,001 mSv, lo que equivale a 3 horas de exposición natural al Sol. Ahora bien, si se trata del tórax, la magnitud es mayor con un valor de 0,1 mSv, que es igual a 10 días de Sol.

Partiendo de la recurrencia con la que se tengan que hacer las radiografías o tomografías, el especialista tomará medidas de seguridad que minimicen el riesgo de exposición.

En conclusión, las ventajas de estos estudios son muy superiores en relación a sus riesgos. Recuerda seguir las instrucciones de tu médico antes de realizarte cualquiera de estos estudios.

Otros de nuestros Servicios

Estos son otros de nuestros servicios que te ofrecemos.

Biopsia de Tiroides

Es una forma confiable de obtener muestras de tejido que pueden ayudar a diagnosticar si hay células malignas.

Cardiología NO Invasiva

El servicio de cardiología no invasiva está orientado hacia el diagnóstico de enfermedades cardíacas y su prevención.

Densitometría Ósea

Este estudio de densidad ósea mide el contenido de calcio de los huesos para evaluar si hay riesgo de osteoporosis.

Mamografía

Las mamografías son las mejores pruebas que se usan para detectar el cáncer de mama en sus etapas iniciales.

Medicina Nuclear

Se utiliza como parte integral en el diagnóstico, manejo, tratamiento y prevención de enfermedades graves.

Rayos X

Son indispensable cuando otros estudios no son suficientes, ya que permiten ver al médico qué ocurre en nuestro interior.

Resonancia Magnética

Produce imágenes de alta resolución de diversos órganos del cuerpo que ayudan a diagnosticar diversos problemas.

Sonografía

Ayuda a diagnosticar y prevenir un gran número de problemas en el organismo a través del uso del ultrasonido.

Tomografía

La TAC tiene la capacidad de obtener imágenes exactas y bien detalladas de varios órganos en tiempo real.

Back To Top
×

¡Hola!

Escribe tu mensaje debajo para conversar con uno de nuestros representantes o envíanos un email a info@cimendominicana.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?